6.3.06

Juegos: Battle Line

A estas alturas resulta absurdo presentaros a Reiner Knizia así que sin preámbulos paso a escribiros sobre uno de los juegos de cartas más alabados del genio alemán. No es el primer juego de cartas que realiza y en su haber, dentro de este género, tiene obras de temática y estilo tan variado como Blue Moon (2004), Circus Flocahti (1998), High Society (1995) o En Garde (1993).

Battle Line (2000) sigue la estela de Lost Cities (1999), que consideraría una versión más sencilla, y es una revisión de otro de sus juegos, su gemelo, Schotten Totten (1999). Este último solo difiere en la ausencia de un pequeño set de cartas que Battle Line si tiene (las cartas de táctica), así que, si nos hacemos con este, podremos jugar al algo más simple Schotten Totten.

‘Línea de Batalla’, como se podría traducir el título original inglés, nos traslada a las épicas batallas de la antigüedad como Issos (333 a.c.) o Gaugamela (331 a.c.) entre los macedonios de Alejandro Magno y los persas de Darío. Trata de recrear el choque de dos ejércitos y como flaquean los distintos puntos de la línea de combate. Para ello, Reiner Knizia, se vale de mecánicas propias del póquer para dirimir los enfrentamientos. Es un juego para dos jugadores, de resolución rápida (en torno a media hora) que requiere cierto grado de memoria, cálculo de probabilidades y planificación. Lo publica una tradicional casa de wargames, GMT, y se hace difícil encontrarlo si no es por el sistema de venta de su web.

Hecha la introducción entremos en detalles.

pic59152_sizedENTRANDO EN COMBATE.

El juego consiste en una baraja de 60 cartas ‘de tropa’ en 6 colores, cada uno con 10 cartas por color numeradas de 1 a 10. Además contamos con 10 cartas ‘de táctica’ que configuran un mazo propio. Las cartas de tropa están ilustradas, con sencillos dibujos y mezcla de tonos ocres y colores puros, representando distintas unidades de la época: el 1 arqueros, el 5 falanges, el 10 elefantes, etc. Se reparte una mano inicial de siete cartas a cada jugador. En la mesa se sitúan en línea las 9 piezas ‘bandera’ que representan los distintos puntos donde chocarán los ejércitos. Además estas banderas funcionan como puntos de victoria, quien se haga con tres consecutivas o con la mayoría final gana el juego. Por último solo queda colocar a un lado el mazo común de ‘táctica’.

Nuestra misión es ir creando en nuestro lado de la línea por cada bandera distintas formaciones que se asemejan a las jugadas del póquer: escaleras de color , tríos, tres cartas del mismo color, escaleras normales o cualquier otra formación. Lo mismo hace el rival, colocando en su lado de la línea y en la bandera a su elección solo una carta por turno. Como máximo se pueden jugar tres cartas por bandera, y una vez lo han hecho ambos jugadores, se dirime quien gana esa bandera (punto) en concreto. La escalera de color gana al trío que gana a tres cartas del mismo color, etc. También podemos llevarnos una bandera si hemos colocado nuestras tres cartas y podemos demostrar, con las cartas que hay sobre la mesa, que no se puede superar nuestra jugada.

Ejemplo: Hemos logrado formar en una bandera una escalera de color verde 8, 7, 6. Sobre la mesa vemos que el otro jugador no puede formar una escalera de color de superior valor: 9, 8, 7 o 10, 9 y 8 porque todas esas cartas se han gastado ya en formar otras figuras de menor valor (tríos, escaleras normales, etc.)

Lo último que nos queda contar es la función del mazo de tácticas, si robamos una carta de este mazo y la jugamos logramos una acción especial: descartarle una carta al adversario, desbaratar una de las formaciones al rival, comodines, etc... Solo se puede jugar una carta de táctica más de las que haya jugado el rival.

pic60849_sizedResumiendo, un jugador puede hacer lo siguiente en un turno.
1. Robar una carta a elegir del mazo ‘de tropa’ o ‘de táctica’
2. Jugar una carta ‘de tropa’ (no más de tres por bandera) o una carta de ‘táctica’ en la bandera que quiera
3. Acabar la mano con 7 cartas como máximo.

Las decisiones tácticas que debe realizar un jugador consisten en estudiar bien sus manos y asumir riesgos: ¿voy a por formaciones de alto valor sabiendo que aún no ha salido la carta que me falta o me conformo con una formación más fácil?, ¿robo en este turno una carta de tropa o me decido por una demoledora carta de táctica?, ¿donde coloco mis formaciones más fuertes: agrupadas intentando llevarme una victoria rápida o dispersas evitando que la logre el enemigo?, etc. Debemos fijarnos muy bien en que cartas han salido y ver cuantas faltan en el mazo para hacer un rápido cálculo mental de probabilidades.

En definitiva es un juego lleno de decisiones agónicas, como suele suceder en los grandes juegos, que consiste básicamente en saber cuando y donde asumir riesgos. Por eso la suerte juega un papel importante entre rivales de nivel similar.

A pesar de su apariencia un tanto abstracta evoca con relativo acierto el tema que pretende tratar. De todos modos este pecadillo lo sabrá perdonar el buen aficionado a la obra de Knizia.

Los juegos de cartas suelen tener la ventaja de ser fácilmente transportables, y aunque en este caso, prescindiendo de las banderas y llevando el cálculo mental de puntos, solo necesitamos la baraja para jugar, requiere un espacio relativamente largo donde colocar la fila de nueve. Por tanto no es el juego más recomendable para una bandeja de avión o mesita de camping.

En definitiva un juego de corta duración, de cortos turnos, sencillo, pero con bastante miga.

Componentes 2/5: las cartas son algo endebles y el diseño cabe calificarlo de 'funcional' al estilo wargamero.
Mecánica 5/5: ideal para los amantes del póquer que quieran conocer una variante para dos jugadores distinta y original.
Rejugabilidad 4/5: de los juegos a dos jugadores con los que más apetece enfangarse por su rapidez.
Temática 4/5: no es el fuerte de Knizia aunque aquí casa relativamente bien.
Global 4/5: un juego muy accesible para todos los acostumbrados a los juegos tradicionales.

(Nota: Artículo inédito que iba a ser publicado en la desaparecida revista Tabula)

9 Comentarios:

  • Muy interesante.

    Este juego lo tengo en lista de próximas compras, espero poder comprarlo pronto.

    Un Saludo.

    By Anonymous terKo, at 2:47 p. m.  

  • Hola a tod@s:
    Apoyamos los comentarios, y más todavía; ¡un juego espléndido!.
    Y una cosa: la nueva versión de SCHOTTEN-TOTTEN de la marca Schmidt Spiele está a la venta con normalidad en las tiendas alemanas, e incluye también las cartas de acción, con lo que es exactamente igual que la versión USA del Battle Line - y mucho más barato y fácil de conseguir :-)
    ¡Nos juganmos!
    SONSO & JESS

    By Anonymous SONSO & JESS, at 7:46 p. m.  

  • Es un juego muy bueno para dos, quizás de los mejores, y las cartas tácticas añaden mucha variedad, lo considero imprescindible, la verdad.

    By Anonymous Gutrie, at 11:32 p. m.  

  • "nueva versión de SCHOTTEN-TOTTEN de la marca Schmidt Spiele"

    SONSO & JESS, Gracias. Compraré esta versión.

    By Anonymous terKo, at 11:41 a. m.  

  • El juego es de lo mejorcito así que ponerle un de Global 4/5 me parece una tacañería por lo demás me parece bastante bueno el artículo.

    En cuanto la alusión a Tábula todos sus artículos tenían (y tienen) mas más calidad que cualquiera de los artículos que he leído en los blogs de estos temas y mucha parte de ello estoy seguro que se deba al trabajo de JC sus correcciones y estilo.

    Espero que escribas mas a menudo aunque yo cada vez vuelvo también mas pesimista en cuanto a los juegos alemanes, saludos.

    By Blogger D0NK1J0T3, at 1:49 p. m.  

  • Lo mejor que puedo decir de este juego es que después de cientos de partidas (sí, cientos) no puedo acabarmelo. En cada partida (bueno, en una de cada dos) aparecen situaciones nuevas. Lo prefiero al Schotten Totten, aunque es verdad es que BL, jugado con y sin cartas tácticas, no tiene nada que ver.

    Por cierto, Andrés, no cuela lo del tema. BL no tiene ningún tema, y la prueba es que lo que servía para clanes de brutos escoceses también sirve para las trifulcas entre Alejandro el Magno y Darío.

    Oriol Comas i Coma

    By Anonymous Anónimo, at 6:24 p. m.  

  • Es cierto Oriol que quizás la puntación para el tema sea un 4/5 en la escala Knizia y que quizás en la escala Faidutti hubiera dado un 2/5.

    De todos modos, muy lejos de ser una simulación, si me parece que el sistema evoca con éxito el tema y a veces uno se imagina los ejércitos chocando y como van llegando los refuerzos a los diferentes lugares de enfrentamiento. Me gusta más como está escogido el tema en BL que en ST.

    By Blogger compluto, at 3:45 p. m.  

  • ¿Alguien sabe de algún lugar donde encontrar el reglamento en español?

    By Anonymous Anónimo, at 3:28 p. m.  

  • hola, no encuentro este juego en ninguna parte, existe alguna pagina que lo distribuya, peimera mano, segunda....

    muchas gracias!

    By Anonymous Anónimo, at 9:54 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home